Sábado 26 de Septiembre de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

ALDF SOLICITA A AUTORIDADES DEL METRO UN INFORME SOBRE HUNDIMIENTOS EN LÍNEAS A, B, 4 Y 5



12 de Mayo de 2010

Boletín # 559

• También pide información sobre medidas de seguridad para evitar hundimientos en la construcción de la Línea 12


A pesar de que las autoridades del Sistema de Transporte Colectivo Metro aseguran que los hundimientos diferenciales en diversas zonas de la Ciudad de México no ponen en riesgo la operación de algunas líneas, la Asamblea Legislativa solicitó un informe detallado sobre los hundimientos que afectan a las líneas A, B, 4 y 5.

Asimismo los diputados acordaron pedir al titular del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), un informe sobre las medidas de seguridad tomadas en la construcción de la Línea 12, para evitar que esta problemática se registre a lo largo de la ruta y ponga en riesgo a los usuarios.

El diputado Leonel Luna Estrada sostuvo que las autoridades aplican medidas para inhibir los riesgos, como el disminuir la velocidad de los trenes debido a las depresiones de la superficie del DF.

No obstante, consideró necesaria invertir en obras para brindar mayor seguridad a los usuarios.

Los hundimientos más graves, dijo, se detectan en la avenida Zaragoza por donde corre la Línea A (de Pantitlán a La Paz), y sobre avenida de los Cien Metros que perjudica a la Línea 5 que va de Pantitlán a Politécnico.

De forma particular, comentó, la estación Peñón Viejo hasta Los Reyes, que representan alrededor de siete kilómetros, representan la complejidad de los hundimientos del subsuelo, al afectar a 180 mil pasajeros cotidianamente.

En la Línea 5, tramo La Raza-Politécnico, registra hundimientos de 10 centímetros, por lo que empezará a recibir mantenimiento en 2012; las líneas B y 4 se han hundido en menos tiempo de lo estimado, aunque no representan riesgos para la población porque se da al parejo de la superficie.

Esta situación es preocupante, porque lo menos que se espera es algún incidente lamentable o que la vida cotidiana de la ciudad se vea afectada por fallas en el Sistema de Transporte Colectivo, advirtió el legislador.


Diputados cuestionan a la SSP la concesión del servicio de arrastre de grúas cuando la operación es un excelente negocio


Debido a que los ingresos anuales por concepto de arrastre de grúas superan los 200 millones de pesos para las arcas de la Ciudad de México, a pesar de que son empresas privadas las que proporcionan este servicio, la Diputación Permanente solicitó al titular la Secretaría de Seguridad Pública, Manuel Mondragón y Kalb, un informe detallado al respecto.

En nombre de la diputada Mariana Gómez del Campo, el diputado Carlo Fabián Pizano Salinas explicó que el informe deberá contener los motivos que dieron origen a concesionar el servicio de arrastre de grúas a empresas privadas, y si actualmente imperan las mismas condiciones para continuar con este esquema.

La SSP también deberá responder si es necesaria la concesión a empresas privadas para hacer cumplir el Reglamento de Tránsito Metropolitano; de igual manera, tendrá que explicar si serían las mismas ganancias en caso de que esta Secretaría otorgara el servicio, y si está en condiciones de retomar la operación de las grúas.

El punto de acuerdo señala que en el DF operan 105 grúas de cuatro empresas contratadas para otorgar el servicio, las cuales son Construcciones y Diseño Los Ángeles, S.A. de C.V. (14 grúas); Transperc, S.A. de C.V. (59 grúas); Grupo CONAGRA, S.A. de C.V. (18 grúas); José Federico Ramírez Moreno (persona física con actividad empresarial, 14 grúas).

Conforme a la respuesta emitida por la SSP a la solicitud de información 063610-001, de enero a marzo de 2010, las ganancias para las arcas de la ciudad han significado más de 20 millones 800 mil pesos por concepto de arrastre.

Esta situación, indica el punto de acuerdo presentado por el diputado Carlo Fabián Pizano, revela que los ingresos han sido importantes, pues en 2007 se recibieron 112 millones de pesos; y para 2008, 149 millones de pesos, lo que revela que en dos años ingresaron más de 252 millones de pesos tan sólo de arrastres.

El legislador comentó que la respuesta a la solicitud de información no señala cuánto costaba al GDF la operación de las grúas y su mantenimiento anterior al año 2003, sin embargo, deja en claro que éste representa un excelente negocio.

--oOo--