Jueves 13 de Agosto de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

Continúa apoyo al Museo del Papalote en Iztapalapa

Continúa apoyo al Museo del Papalote en Iztapalapa

07 de Marzo de 2017

· 293 Comités de Apoyo siguen informando a la ciudadanía de las bondades del proyecto

· Se crearán alrededor de 400 empleos directos para jóvenes

· Asambleísta, Janet Hernández, afirmó que Museo del Papalote será una realidad en Iztapalapa para beneficio de las familias

· Coordinador de Comités de Apoyo en Iztapalapa y líder del Movimiento Equidad Social (MESI), se pronunció por continuar la lucha hasta que no se concluya el Museo Papalote


Los Comités de Apoyo para la construcción del Papalote Museo del Niño en Iztapalapa han intensificado su trabajo de información a la población para que se conozca que llevara desarrollo, empleos para jóvenes, ciencia y tecnología para más de medio millón de niños y niñas de la demarcación.

La asambleísta, Janet Hernández Sotelo, afirmó que el Museo del Papalote será una realidad en Iztapalapa para beneficio de las familias y los niños y niñas de esta delegación y subrayó que para ello, los 293 Comités de Apoyo siguen informando a la ciudadanía de las bondades del proyecto.

La diputada local del Partido de la Revolución Democrática, informó a los Comités que previamente funcionarios del gobierno de la Ciudad de México, acudieron a las instalaciones de la Asamblea Legislativa para informar a los legisladores los pormenores del Museo Papalote y de la modernización del Cetram Constitución de 1917.

Hernández Sotelo dijo que ambos proyectos serán detonantes de más de mil empleos, 400 de ellos del Museo del Niño, que beneficiarán seguramente a población de Iztapalapa, además de que ya no será necesario trasladarse hasta Chapultepec para que los niños y niñas conozcan de la ciencia y la tecnología.

“Los funcionarios que envió el Jefe de Gobierno a la ALDF explicaron que uno de los motivos por los que se decidió construir el Museo Papalote en Iztapalapa es que el 22 por ciento de la población que visita el de Chapultepec actualmente, proviene de esta demarcación, por lo que ahora, si tendremos nuestro propio Museo del Niño” aseguró.

Indicó que continuarán realizando Festivales del Papalote en las diversas territoriales de Iztapalapa, ya que su promoción dará como resultado que las personas conozcan los beneficios que traerá este megaproyecto.

Por separado, el Coordinador de los Comités de Apoyo en Iztapalapa y líder del Movimiento Equidad Social (MESI), Ricardo Ramírez, se pronunció por continuar la lucha hasta que no se concluya el Museo Papalote y dijo que “Iztapalapa quiere el Museo y lo va a tener, seguiremos informando a la población sobre este gran proyecto”.

Hernández Sotelo indicó que el Nuevo Museo Papalote de Iztapalapa que se pretende concluir en Marzo de 2018 recuperará el valor del espacio público y ofrecerá a la población un lugar de esparcimiento, además de ser un área de aprendizaje de ciencia y tecnología para los niños y niñas en la zona Oriente de la Ciudad de México, afirmó la asambleísta, Janet Hernández Sotelo.

Expresó que el museo pretende, a través de su estrategia urbana, recuperar el valor del espacio público como lugar de encuentro a nivel de calle y responder de manera armónica a la encrucijada urbana en la que se implantará, además de ser una inversión que generará empleo para jóvenes en Iztapalapa.

De acuerdo al portal Arch Daily la propuesta arquitectónica ganadora del proyecto del papalote, se concibe con la clara vocación de ser un activador del entorno urbano, y para ello proyecta un museo integrador que se abre a la ciudad y que se incorpora al espacio público, creando continuidad física en la planta baja y visual en las plantas en altura, a través de grandes ventanas urbanas.

Para ello, el edificio se retrasa respecto a la calle unos metros para generar una plaza urbana, un gran vestíbulo público que funciona como extensión del museo. El acceso al centro se realiza a través de un límite difuso, un bosque de muros-columnas que introducen la plaza en el interior del recinto.