Lunes 28 de Septiembre de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

DEFENDER LOS DERECHOS DE LOS JÓVENES Y FOMENTAR PARTICIPACIÓN CIUDADANA, LECCIONES DEL 2 DE OCTUBRE



02 de Octubre de 2009

Boletín # 038




Al conmemorar el XLI Aniversario del Movimiento Estudiantil de 1968, diputados de los partidos Verde Ecologista de México, del Trabajo, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática en la Asamblea Legislativa, señalaron que entre las lecciones del 2 de octubre que no deben olvidarse se encuentran el respeto a los derechos de los jóvenes y su papel como impulsores del cambio, el fomento a la participación ciudadana y la lucha contra la represión y el autoritarismo.

Durante los posicionamientos de los grupos parlamentarios, el diputado José Alberto Couttolenc Guemez aseguró que en el Partido Verde Ecologista de México los jóvenes, como en aquel entonces, hacen la diferencia, por lo que no se olvidará el ejemplo de aquellos que dieron su vida por un país más democrático, incluyente y plural. La sangre derramada, dijo, debe transformar “nuestro actuar dentro de la Asamblea Legislativa”, lograr que las diferencias se conviertan en consensos y trabajar por una Nación más justa, sana y noble.

Exhortó a la juventud a sumar esfuerzos en la lucha por un México mejor y a los legisladores a dejar atrás los intereses particulares. “Como estos jóvenes hace 41 años, los legisladores nos debemos lanzar por un solo ideal, por nuestro México, por nuestra ciudad”, dijo, al tiempo de afirmar que inmersos en la sangre de la juventud del 68, de la ALDF deberán surgir los jóvenes dispuestos al cambio, a escuchar ideas, a transformar opiniones.

En tanto, al señalar que la bandera de lucha era sencillamente la construcción de la democracia mediante la participación y deliberación ciudadana, el diputado Adolfo Orive Bellinger, comentó que con la marcha del silencio miles de mexicanos se pronunciaron en contra del autoritarismo y represión y en favor de las libertades. A 41 años de la matanza de 1968, los avances han sido importantes, pero a pesar de vivir en una democracia representativa, aún se tiene una deuda con aquellos mexicanos asesinados, consideró el legislador.

Por ello, indicó que la V Legislatura puede tomar la decisión de pagar esa deuda mediante la concreción de reformas a la Ley de Participación Ciudadana y la Ley de Planeación para abrir espacios públicos a los ciudadanos y permitir su participación en la conformación del presupuesto. Advirtió que de continuar con las condiciones que el neoliberalismo impone, además de seguir padeciendo la crisis económica, desempleo y quiebra de empresas y pobreza, se corre el riesgo de que la población no rechace el uso de las armas. De ahí la importancia de que este órgano legislativo haga la diferencia en encontrar el desarrollo económico y una forma participativa de democracia en la Ciudad de México, afirmó.
.
Correspondió al diputado Cristian Vargas Sánchez fijar el posicionamiento en nombre del Partido Revolucionario Institucional, en el que señaló que el 68 fue una lucha de la libertad para conquistar derechos y el ejercicio de los derechos para defender la libertad, lo que dejó lecciones como que la mayoría política debe ser tolerante. Sostuvo, en ese sentido, que el 2 de octubre no tiene propietario y sería aberrante creer que el movimiento social tenga propiedad privada.

Al considerar que al igual que hace 41 años continúa la represión y discriminación en contra de los jóvenes como se vio en los lamentables acontecimientos del News Divine, aseguró que cualquier abuso de autoridad es igual de reprobable, “mueran 12 o 100 personas”. Hoy, dijo, los jóvenes se siguen enfrentando al desempleo, la falta de oportunidades para educación, diversión y esparcimiento, adicciones, delitos, muerte y persecución, por lo que convocó a trabajar en una sola dirección en favor de los jóvenes de la ciudad.

En su oportunidad, el diputado del PRD, José Luis Muñoz Soria, afirmó que el movimiento del 68 desenmascaró un estado arbitrario y represivo y liberó a la ciudad de su somnolencia cotidiana, para recuperar el espacio público y decir a la clase política que el mundo no era en blanco y negro como lo habían pintado, sino de colores y tonalidades y que otro mundo era posible.

Aseguró que los responsables del 2 de octubre son los mismos que actualmente tienen sumido al país en la pobreza y el desempleo, y que, con formas sutiles de represión pretenden en los estados quitar a mujeres el derecho a decidir sobre su cuerpo. Hizo un llamado a defender el Distrito Federal como una ciudad libertaria y democrática, donde se gobierna con justicia y equidad; donde la derecha no pasará. Dijo que esta fecha estará siempre en la memoria y solicitó que “por los caídos del 2 de octubre un minuto de silencio, pero toda una vida de lucha”,





--oOo--