Jueves 27 de Febrero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

LA DEFENSA DE DERECHOS LABORALES DEBE SER UNA PRIORIDAD



13 de Junio de 2011

Boletín # 409

Al considerar que la defensa de los derechos laborales forman parte de los derechos humanos, legisladores de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal asistieron a la conferencia magistral “Inclusión Social en el Ámbito laboral” impartida por Deena Fridas, Directora Adjunta de la Human Rights Campaing, en conjunto con la Embajada de los Estados Unidos en México y éste órgano legislativo.
En el salón Benito Juárez, estuvieron presentes la diputada Alejandra Barrales Magdaleno, Presidenta de la Comisión de Gobierno de la ALDF; el diputado David Razú Aznar, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF; el legislador José Arturo López Cándido; Lol Kin Castañeda, presidenta de la Organización Civil ACCIONA, así como empresarios de la ciudad de México y representantes de la embajada y empresarios de Estados Unidos.
Durante la inauguración, la diputada Alejandra Barrales dio la bienvenida a los invitados a esta conferencia magistral, resaltando la lucha laboral que han desarrollado desde diferentes trincheras muchas personas comprometidas en el tema de igualdad, lo que ha convertido a la Ciudad de México en la capital de las libertades, gracias a las políticas publicas implementadas desde un gobierno de izquierda encabezado por Marcelo Ebrard.
Por su parte, el diputado David Razú comentó la importancia de desarrollar este tema laboral en el ámbito LGBTT, ya que en la Ciudad de México, a pesar de promulgar una ley que permite el reconocimiento de derechos a parejas del mismo sexo como el matrimonio, aún existe la necesidad de tramitar amparos para el reconocimiento de seguridad social, lo que se proyecta en más esquemas laborales de discriminación y exclusión de este sector.
Deena Fridas, Directora Adjunta de la Human Rights Campaing, comentó que su fundación representa a un millón de miembros y adeptos, siendo la organización nacional en Estados Unidos más grande que lucha por los derechos civiles de la comunidad lésbica, gay, bisexual y transgénero, lo que ha permitido que este sector de la sociedad se abra camino en la exigencia de sus derechos.
En Estados Unidos, dijo, aún es legal despedir a trabajadores debido a su identidad de género y de su orientación sexual.
Lo cual es lamentable, ya que hay negocios muy exitosos, que tienden a generar productos diseñados para consumidores diversos, lo que origina un trabajo más eficaz y productivo.




--oOo--