Miércoles 02 de Diciembre de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

Demanda ALDF reforzar estrategias para frenar deserción escolar en bachillerato en la CDMX

Demanda ALDF reforzar estrategias para frenar deserción escolar en bachillerato en la CDMX

01 de Marzo de 2017

· A través de un punto de acuerdo impulsado por la diputada Elizabeth Mateos, se solicitó información a instancias federales y locales para definir mecanismos que permitan a jóvenes continuar con sus estudios


La Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) solicitó información a las secretarías de Educación Pública federal y local, así como al Instituto de Educación Media Superior de la Ciudad de México, sobre las acciones implementadas para frenar la deserción escolar a nivel bachillerato, cuyas cifras recientes registran hasta 20% de aumento debido, entre otros factores, a la situación económica.

En un punto de acuerdo leído en Tribuna por el diputado Mauricio Toledo Alonso, a nombre propio y de la diputada Elizabeth Mateos Hernández, ambos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), se establece que en el último año de dicho nivel educativo, los estudiantes se ven obligados a abandonar la escuela por el incremento del desempleo en sus familias, reduciendo las posibilidades de continuar con sus estudios si no encuentran colegiaturas más accesibles o mayores promociones.

De acuerdo con cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el ciclo escolar 2014-2015, el índice de abandono escolar en bachillerato en la Ciudad de México fue de 18.6%, por lo que representa un incremento considerable en tan sólo un año.

En este sentido, la presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Prioritarios y Vulnerables de la ALDF refiere en el documento que la mayoría de estudiantes que no acuden a la escuela o que desertan son indígenas, tienen alguna discapacidad, trabajan o pertenecen al sector más pobre de la población.

“Las personas jóvenes y adultas con rezago educativo constituyen la demanda potencial relevante de educación para la vida y el trabajo, no sólo por su volumen, sino porque afecta a los grupos más marginados de las oportunidades educativas. La falta de ingresos en los hogares es un factor crucial, ya que también provoca una deficiente alimentación que propicia, a su vez, un bajo rendimiento académico, impidiéndoles incluso a acceder a una beca”, puntualiza.

Elizabeth Mateos considera que es urgente crear mecanismos que permitan trazar estrategias de detección oportuna y acercar a las familias de jóvenes alumnos a los programas sociales del Gobierno de la Ciudad de México, para que puedan continuar con sus estudios.

“Identificar en los estudiantes señales como el ausentismo, conductas desviadas y bajo rendimiento permitirían actuar a tiempo e impedir que abandonen sus estudios y continúen con su preparación académica. Es preocupante que por cada 100 alumnos que empiezan la primaria, sólo 43 lleguen hasta el último año de bachillerato”, precisa el punto de acuerdo.

La educación, agrega, tiene por objeto lograr el pleno desarrollo de la personalidad y facultades humanas, fomentar el amor a la Patria, la conciencia de la solidaridad, el fortalecimiento del respeto a los derechos y a las libertades fundamentales.

Los especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideran que la capacitación, la educación y el empleo son clave para que las personas se inserten plenamente a la sociedad y logren su desarrollo integral.

“Por su nivel de importancia, normas jurídicas internacionales, nacionales y locales buscan que todas las sociedades tengan acceso a la educación, garantía consagrada en la Declaración de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, la ONU”, apunta.

A la propuesta se adhirieron las fracciones de Morena y Encuentro Social.