Domingo 23 de Febrero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

DIPUTADOS APRUEBAN EN COMISIONES UNIDAS EL DICTAMEN QUE LEGALIZA EL MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO



16 de Diciembre de 2009

Boletín # 265

Con 14 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones, quedó aprobado el dictamen que emitieron las comisiones unidas de Administración y Procuración de Justicia, de Derechos Humanos y de Equidad y Género de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) por lo que serán propuestas al pleno diversas disposiciones que reforman el Código Civil y el Código de Procedimientos Civiles, ambos de la capital del país, concernientes a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los artículos modificados son: 146, 237, 291 bis, 294, 391 y 224 del Código Civil para el Distrito Federal. También quedó en firme un candado en el artículo 291 para determinar que la adopción no procederá cuando los cónyuges o concubinos sean del mismo sexo. En tanto, el artículo 146 define que el matrimonio es la unión libre de dos personas para realizar la comunidad de vida, el cual debe celebrarse ante un juez del Registro Civil. De igual forma, el artículo 237 especifica que el matrimonio de una persona menor de edad dejará de ser causa de nulidad cuando la persona menor hubiere llegado a los 18 años, y ni ésta ni su cónyuge hubieren intentado la nulidad.

Al realizar la exposición del proyecto de dictamen, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa, David Razú Aznar, señaló que dicha iniciativa busca abrir la institución civil del matrimonio a todas las y los ciudadanos, independientemente de su orientación sexual, acorde con el Artículo 1º. Constitucional y el Artículo 2 del Código Civil.

Explicó que el planteamiento de fondo es buscar la igualdad ante la ley, de la misma forma en que están sujetos a los impuestos, a la construcción de la sociedad y la ciudad, pues consideró que el matrimonio es tan legítimo para una pareja de heterosexuales que tienen hijos que para los que no los tienen; por ello, dijo, el matrimonio debería amparar de la misma manera la relación de dos personas del mismo sexo.

Insistió en reconocer los derechos de un sector social que durante décadas de la historia moderna del país ha sido estigmatizado y discriminado por razón de su orientación sexual. Aclaró que esta iniciativa no vulnera el derecho de ningún otro sector social, no genera ningún daño a ninguna persona o grupo, por tanto lo único que se plantea es ampliar el reconocimiento de derechos que hace el Estado mexicano y el Distrito Federal con la inclusión y la ampliación hacia el sector lésbico, gay, bisexual, transexual, que hoy no está incorporado.

Para el presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, el diputado Julio César Moreno Rivera, este dictamen destaca que el matrimonio es la unión de dos personas, que pueden ser heterosexuales o del mismo sexo, con los mismo derechos en el Código Civil, donde podrán disfrutar de la sucesión, testamento, la alimentación y la salud, garantizados en el pacto federal que es la Constitución.

Hizo un llamado a no caer en falsos debates ni en cuestiones moralistas porque esta reforma es punta de lanza en todo el país y tiene el propósito de garantizar los derechos de seguridad social para todos los cónyuges, porque de no hacerlo seguiría sobresaliendo la inequidad y la desigualdad en la ciudad.

En plena discusión, el diputado panista Fernando Rodríguez Doval insistió en la necesidad de abrir un debate social, mucho más amplio, para no sacar al vapor ni a través de un albazo legislativo esta iniciativa y llamó a no violar la normatividad de la ALDF debido a que dicho dictamen tiene varios vicios jurídicos, entre los que destaca el cambio de la definición de matrimonio como institución jurídica que regula la relación entre el hombre y la mujer con posibilidad de procrear y tener descendencia, muy distinta a la relación entre personas del mismo sexo.

Rodríguez Doval señaló que, al reformarse unilateralmente en el Distrito Federal la definición de matrimonio entre personas del mismo sexo, carecerían de validez y no tendría efectos jurídicos reconocidos en otros estados, lo que generaría un verdadero caos jurídico en el país, porque todo el sistema normativo está elaborado con base en la bipolaridad heterosexual hombre-mujer del matrimonio.

En tanto, el diputado Carlo Fabián Pizano Salinas advirtió que el dictamen no estaba debidamente fundado y motivado como lo señala la normatividad de la ALDF y afirmó que el Artículo 391 contiene deficiencias técnicas en la redacción. Argumentó que la ALDF no tiene competencia para otorgar seguridad social, aunque se modifique el concepto de matrimonio, porque no bastaría con esta reforma para garantizarles a estas personas este derecho pues se deberían modificar las leyes institucionales del ISSSTE e IMSS.

Para la diputada Maricela Contreras Julián, dicha iniciativa representa un debate de los derechos y un avance en el respeto y reconocimiento de los derechos humanos que no tiene que ver con acreditaciones de grupos o de partidos políticos; señaló que es una larga y ardua batalla el logro de los derechos de la diversidad de los grupos del movimiento lésbico gay desde 1979. Comentó que este tema tiene que ver con las agendas políticas y en ese sentido se mostró respetuosa de las posiciones divergentes como parte de la pluralidad que existe en la ALDF.

El emitir su opinión en favor del dictamen, el diputado Alan Cristian Vargas Sánchez señaló que luego de presentar una iniciativa para defender los derechos de los animales, con mayor razón tendría que defender los derechos de los humanos porque, como católico, dijo no asustarse por los derechos que les corresponden a las personas del mismo sexo y por tanto su derecho a casarse, aunque se manifestó en contra de que éstos asuman la adopción de niños.