Lunes 27 de Enero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

ES UN RETO LA PARTICIPACIÓN MAYORITARIA DE LA CIUDADANÍA EN LA ELECCIÓN DEL CONSTITUYENTE DE LA CIUDAD DE MÉXICO



09 de Marzo de 2016

Boletín # 300

· Informar sobre la importancia del cambio político que se vive, responsabilidad de partidos y autoridad electoral: Lorenzo Córdova Vianello

· Los grupos parlamentarios de la Asamblea Legislativa llevan a cabo foros y mesas informativas en la ciudad: diputado Leonel Luna Estrada


La elección de los diputados que elaborarán la Constitución Política de la Ciudad de México, que es sui generis, atípica e inédita, será un laboratorio democrático en el que lo que está en juego es la conformación de un órgano fundacional que tenga amplia representación popular y, por ello, lograr el 5 de junio la participación mayoritaria de los 7.4 millones de votantes registrados, será un reto para partidos políticos, candidatos independientes y la autoridad electoral.

El anterior planteamiento fue hecho por el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, en la sede de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) donde participó en el Foro “Hacia una nueva alianza constitucional por la Ciudad de México”, con una amplia exposición sobre el “Proceso Electoral del 5 de junio” del que saldrán los integrantes de la Asamblea Constituyente.

Precisó, además, que la difusión sobre el cambio que está en proceso, los beneficios políticos y sociales que implica la transformación del Distrito Federal en la entidad federativa Ciudad de México, y la elaboración de una Constitución propia, así como la información amplia, entre todos los sectores, de la realización de la elección de los constituyentes, es “responsabilidad política” que corresponde a los partidos y al INE, como autoridad.

Córdova Vianello habló del desafío que ha significado para el instituto la organización de esta elección, ya que por ser inédita, no hay antecedentes inmediatos que se puedan tomar como fundamento.

Las normas que rigen actualmente las elecciones federales y locales no se pueden implementar para la de la Ciudad de México, lo que obligó al INE a establecer normas nuevas y específicas, procedimientos distintos en la asignación de financiamiento y su fiscalización, y el registro de candidatos, que será por lista partidaria y de forma independiente, con el respaldo, éstos, de 75 mil firmas.

Por otra parte, mientras que una elección ordinaria se lleva en promedio 8 o 9 meses desde su organización hasta el resultado final avalado por el instituto electoral, la de la Ciudad de México se hará en cuatro, ya que se prevé que el 28 de agosto se dé a conocer el listado de los candidatos ganadores que integrarán la Asamblea Constituyente.

El Consejero Presidente del INE comentó ante los diputados Leonel Luna Estrada, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa; Juan Gabriel Corchado Acevedo, del Partido Nueva Alianza (PANAL) y organizador del foro; Luciano Jimeno Huanosta, del Partido Humanista (PH) y José Encarnación Alfaro Cázares, del Partido Revolucionario Institucional (PRI); el dirigente nacional del (PANAL), Luis Castro Obregón, y la consejera del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), Olga González Martínez, que:

“La elección por la vía proporcional de los constituyentes es más representativa que la designación que harán los jefes de los gobiernos federal y local y las cámaras de Diputados y Senadores”, de ahí que la convocatoria para que la ciudadanía participe tiene que ser amplia, lo mismo que las acciones de difusión e información, máxime que los candidatos no harán precampaña.

Indicó que por mandato de la reforma que se hizo a la Constitución General para dar paso a la Reforma Política del Distrito Federal, el Instituto Nacional Electoral está obligado a organizar y llevar a cabo la elección de los diputados constituyentes, aunque, eso, anotó, coloca al organismo en un poco deseable papel en el que tiene que fijar reglas y aplicarlas a los partidos y los candidatos, y por otro, revisar, sancionar y avalar los resultados, es decir, el de juez y parte.

Al hacer uso de la palabra, el presidente de la Comisión de Gobierno del órgano legislativo, Leonel Luna Estrada, consideró un reto para el INE la organización de un proceso electoral inédito y novedoso que llevará a la integración de la Asamblea Constituyente, que habrá de generar una Constitución acorde a la realidad de la Ciudad de México.

Enfatizó que este proceso implica dos retos: que los ciudadanos conozcan lo que implica la reforma política y sus beneficios, y que acudan a votar el 5 de junio por la trascendencia que tiene elegir a los constituyentes.

Para lograr una amplia participación ciudadana y que el proceso electoral no carezca de legitimidad, los distintos grupos parlamentarios trabajan en la realización de foros como este, que servirán de medio de difusión e interlocución con la población para que la ALDF coadyuve en las propuestas que habrá de entregar a la Asamblea Constituyente.

En su oportunidad, el diputado Juan Gabriel Corchado Acevedo, del PANAL y presidente de la Comisión de Asuntos Laborales, destacó que con la realización de las mesas de análisis se ha procurado dar voz a los diferentes actores de la ciudad y se cumple el objetivo de clarificar los trabajos que conllevará la Asamblea Constituyente.

El presidente nacional de este partido, Luis Castro Obregón, aplaudió que la exposición del titular del INE haya evidenciado la enorme responsabilidad que tiene este órgano frente al proceso del 5 de junio, lo mismo que las deliberaciones que llevan a cabo y las decisiones tomadas, unas audaces y otras controvertidas.

Estimó que a los partidos políticos corresponde informar a la ciudadanía del motivo por el cual se redactará una Constitución para la Ciudad de México, así como demostrar que “no es un acuerdo de políticos para los políticos”, sino un documento que mejorará la calidad de vida y abonará en un mejor gobierno.