Viernes 28 de Febrero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

FIRMAN ACUERDO CONTRA LA DISCRIMINACIÓN



28 de Enero de 2013

Boletín # 220

Al presenciar la firma del convenio entre el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) y la Asociación Yad Vashem México, el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, diputado Manuel Granados Covarrubias, expresó que estas conmemoraciones sirven para recordar, a cada momento, “que los seres humanos somos iguales a los ojos de la ley y las religiones”, por ello la discriminación, la segregación, la explotación y la creencia en la superioridad de un pueblo sobre otros ha conducido a genocidios como el ocurrido al pueblo judío.

Al recordar a las víctimas del holocausto, dijo que es necesario mantenerse alertas contra cualquier vestigio o atisbo de volver a prácticas ya superadas. Agregó que el respeto a los derechos humanos, en tiempos de consolidación democrática en el mundo, son condición indispensable para la convivencia entre las naciones.

Por ello dijo que el Gobierno del Distrito Federal ha impulsado en 15 años políticas públicas, educativas, orientadas a enseñar a los niños, jóvenes y adultos, que el respeto y la tolerancia constituyen las herramientas valiosas para construir una sociedad democrática, respetuosa de la diversidad y libre de la discriminación.

Expresó que en materia de derechos humanos se actualizarán las leyes para mantener a la vanguardia al Distrito Federal en la lucha por la igualdad, sin distinciones de raza, credo u orientación política; compromisos a los que están obligados a cumplir gobierno y ciudadanía.

En representación de Tribuna Israelita, Alain M. Schwartz expuso que con la modernidad de las comunicaciones y el crecimiento de la informática se está mejor comunicado para bien y para mal, porque con las aplicaciones telefónicas y redes sociales se ha traído beneficios al mundo, pero con todo lo positivo de la tecnología existen grupos que lo utilizan para exponer ideas racistas y discriminatorias, por lo que sugirió buscar la eliminación del anonimato para evitar que se difunda propaganda falsa, expresiones de odio y de violencia.

El subsecretario del Gobierno capitalino, Juan José García Ochoa, expresó que la Ciudad de México es muestra clara de la construcción de una sociedad respetuosa de las diversidades, porque ésta ha sido nutrida de la convivencia de familias y grupos de diversos orígenes, que se han desarrollado y abonado en una identidad que coloca a la capital que respeta los derechos humanos y libertades. Planteó que las lecciones que deja la memoria del holocausto dan impulso a buscar soluciones pacíficas a los conflictos y mantener el marco normativo acorde a las normas e instrumentos internacionales de derechos humanos y en rechazo a todo acto de segregación y violencia.

La escritora y periodista, Isabel Turrent, dijo que aunque en el Distrito Federal se han dado grandes pasos en materia de derechos humanos, aún subsisten sectores que por resabios religiosos, usos y costumbres, vicios del sistema educativo y hasta por moda, abrigan y despliegan prejuicios inaceptables como el antisemitismo, de corte derechista en el siglo pasado, pero ahora ha vuelto a levantar cabeza en la izquierda académica, con el disfraz de la crítica al Estado de Israel. Lamentó que en la semana, en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, una ponente haya negado la realidad histórica del holocausto.

La presidenta de la Asociación Yad Vashem México, Eva Lijtszain, aseguró que aunque el holocausto es un tema ampliamente conocido en el mundo, aún subsiste la sombra del odio, la xenofobia, el racismo y el antisemitismo, y la sombra del genocidio avanza, se expande y amenaza a numerosas poblaciones en el mundo. Dijo que no basta rememorar y estudiar los genocidios, sino también es necesario prevenirlos, combatirlos y evitarlos.

Por su parte, la presidenta del COPRED, Jacqueline L’Hoist, aseguró que la cultura de la discriminación sí se puede cambiar, porque la cultura es cosa viva y como tal se le deben dar los elementos para modificarla. Señaló que con una educación de la paz y los derechos humanos dirigida a los niños y jóvenes en la Ciudad de México, se pueden cambiar estas conductas. Dijo que este convenio servirá como ejemplo para la construcción de la igualdad en la capital.

Finalmente, en recuerdo a la liberación de judíos de los campos de concentración de Auschwith, un 27 de enero, hace 68 años, los presentes escucharon el testimonio de Bedrich Steiner, sobreviviente del holocausto, en el Museo de Antropología.




--o0o--