Sábado 18 de Enero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

INCLUSIÓN DE UN CÓDIGO ÚNICO DE POLÍTICA SOCIAL EN LA NUEVA CONSTITUCIÓN PARA LA CDMX



03 de Marzo de 2016

Boletín # 284


Requerimos leyes incluyentes y un marco normativo que contemple todos los programas sociales: José Ramón Amieva


La nueva Constitución de la Ciudad de México debe ser un código de avanzada en el diseño normativo de la política social, que permita a todos los capitalinos llegar a un estado de bienestar en la materia. “Requerimos leyes incluyentes, un marco normativo unitario que contemple todos los programas sociales que se tienen actualmente y crear las disposiciones administrativas necesarias para su aplicación en la Administración Pública”.

Así lo señaló, el Secretario de Desarrollo Social (SEDESO), José Ramón Amieva Gálvez, en su participación en el foro Nuevos paradigmas de la política social en la Ciudad de México: código único para el desarrollo de capacidades, organizado la presidenta de la Comisión de Vigilancia y Evaluación de las Políticas y Programas Sociales, diputada Lourdes Valdez Cuevas, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN).

El titular de la SEDESO recordó que la capital ha transitado en materia de política social durante diversas etapas, “iniciamos hace 15 años recopilando las necesidades de los grupos vulnerables y los convertimos en programas, posteriormente los convertimos en ley y se les asignó presupuesto. En este momento estamos viviendo la transición a un sistema integral y transversal que permitirá agrupar toda la serie de derechos y esquemas de ejecución que nosotros en el gobierno hemos denominado como Capital Social, atender a todas las personas en el mismo momento, a través de todos los derechos”.



“El código representaría un fenómeno de evolución en el marco normativo de la ciudad, podemos establecer nuestro nuevo esquema de medición, de cómo queremos o dónde vamos, para lograr una ciudad de derechos plenos; yo lo llamaría el índice de bienestar social, que se convertiría en los beneficios que se nos brindan cuando la política social llega a nuestras casas, a las personas”, concluyó.



Francisco Alberto Ibarra Palafox, coordinador de la Unidad de Posgrado en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que en la mayor parte de los países capitalistas no existe un código único para la política social, debido a un decremento de los derechos sociales en los últimos 20 años.



Por lo que aseveró que la Ciudad de México logra incorporar a su Constitución dicho código; esto va a impactar positivamente en las otras entidades federativas, pues su política social ha generado mella en algunas latitudes, como por ejemplo el seguro de desempleo y los derechos sexuales y reproductivos.



José Manuel Flores Ramos, docente y consultor del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), señaló que la política social de la metropoli debe tener un carácter de estabilidad, igualdad, equidad de género y social, justicia distributiva, transparencia, universalidad, diversidad, territorialidad, participación y efectividad.



Sin embargo, consideró que pocos de estos términos se cumplen en la realidad, por lo que es necesario, entre otras cosas, realizar una revisión sistemática de los padrones de beneficiarios, así como generar programas que no sólo otorguen recursos, sino que proporcionen elementos para el desarrollo de actividades productivas.



El académico de la UNAM, Carlos Nandayapa Hernández, mencionó que para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el Índice de Desarrollo Humano (IDH) abarca los conceptos de salud, ingresos y educación.



Comentó que la delegación Benito Juárez se equipara con Alemania; Tlalpan con Costa Rica, Uruguay y Panamá y Milpa Alta con Venezuela o Cuba. Es decir el Distrito Federal tiene la demarcación con el primer lugar en desarrollo y también la que registra el último sitio en este ámbito.