Lunes 27 de Enero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

SE INCREMENTA SUICIDIO INFANTIL EN MÉXICO; DE LOS 12 A 16 AÑOS, LAPSO EN QUE LOS JÓVENES ATENTAN CONTRA SU VIDA



02 de Marzo de 2016

Boletín # 278

· Anualmente, alrededor de 150 niños entre los 5 y 14 años deciden por esta opción: diputada Penélope Campos

80 por ciento de los menores que intentan o logran suicidarse lo anuncian verbalmente o por escrito días o meses antes, señaló la diputada Penélope Campos González, presidenta de la Comisión de Atención a la Niñez en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Presentó un exhorto para que las Secretarías de salud, desarrollo social, y seguridad pública, así como el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF local) y los 16 jefes delegacionales elaboren de manera conjunta un programa que detecte y monitoreé a las familias que tengan características de riesgo de suicidio infantil y las canalicen a las instituciones respectivas para su atención y tratamiento.

En Tribuna señaló que factores biológicos, psicológicos y sociales predisponen a que niños de 5 a 14 años decidan quitarse la vida. “Las niñas son quienes lo intentan con más frecuencia y lo más común es la ingesta excesiva de pastillas, antidepresivos, estimulantes o la mezcla de fármacos que tengan al alcance”.

En el caso de los niños, optan por el ahorcamiento y la utilización de armas de fuego o incluso lanzarse de lugares altos. Aunado a ello, subrayó que en las niñas pueden presentarse hasta cuatro tentativas antes de que logren acabar con su vida.

La legisladora del Partido de la Revolución Democrática subrayó que México tiene una tasa que lo ubica en un "estrato medio, es decir, de 5 por cada 100 mil jóvenes; además de que es entre los 12 y 16 años la edad para atentar contra su vida.

Refirió que la “familia disfuncional y poco contenedora, aunada a la baja tolerancia a la frustración, la impulsividad y la tendencia a los pensamientos rígidos, son factores que pueden orillar al suicidio, pero si a esto se suma algún trastorno como la distimia (depresión del menor), el déficit de atención y personalidades sicóticas o neuróticas, las posibilidades se incrementan.

Durante la infancia los factores de riesgo deben detectarse, sobre todo, en el medio familiar en el que vive el menor. Es importante tener en cuenta si fue un niño deseado o no, “pues en el último caso existirán diferentes manifestaciones de rechazo con consecuencias psicológicas en el menor”, puntualizó.

Campos González agregó que los embarazos en personas demasiado jóvenes “dan lugar a trastornos en la atención y la educación del niño debido a la inmadurez biopsicológica de los padres y los embarazos en personas maduras son causa de una crianza defectuosa por la disminución de la energía vital que impide satisfacer las demandas del menor en su lógico desarrollo”.

La legisladora acotó que el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México dio a conocer que durante el año pasado se detectaron 349 casos en que los niños entre el rango de 6 a 14 años, a raíz del acoso escolar, presentaron síntomas de suicidio, manifestados mediante episodios constantes de tristeza, ansiedad, decaimiento repentino, autolesiones y trastornos del sueño.

En ese sentido, la Diputación Permanente aprobó el punto de acuerdo a fin de que dependencias de la administración pública local trabajen conjuntamente para apoyar a quienes tengan riesgo de suicidio infantil y los canalicen a las instituciones respectivas para su atención y tratamiento.

TURNAN A COMISIÓN DE SALUD PUNTO DE ACUERDO

De igual forma, la presidencia de la Mesa Directiva de la Diputación Permanente turnó a la Comisión de Salud el punto de acuerdo que presentó el diputado Darío Carrasco Aguilar, de Morena, en el que solicita a la Secretaría de Salud del Distrito Federal, (SEDESA), remitir a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) los resultados obtenidos en materia de cuidados paliativos a enfermos terminales de la metrópoli.

El informe requerido por el diputado debe detallar cuál es el presupuesto que la Secretaría destina a la integración de servicios médicos de cuidados paliativos, cuántos médicos y personal en general están capacitados para conformar equipos multifuncionales en la materia.

Así como el número de enfermos crónico–degenerativos que viven en la metrópoli, detallado por delegación, y los que reciben servicio médico paliativo, por año, y a través de los programas “Salud hasta tu casa” y el de “Medicina a distancia”.

De igual manera, deberá detallar los indicadores de evaluación para los servicios médicos paliativos en la Ciudad de México.

El documento, turnado a la Comisión de Salud, refiere que el término de cuidados paliativos se conceptualiza como una forma de mejorar la calidad de vida de pacientes y sus familiares, encarando los problemas asociados con enfermedades que amenacen la vida a través de la prevención y mejoría del sufrimiento, por medio de la identificación temprana, evaluación y tratamiento del dolor, según la Organización Mundial de la Salud, (OMS).