Jueves 01 de Octubre de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

Las leyes no erradicarán discriminación y violencia contra población transexual si no hay cambio de mentalidad



19 de Mayo de 2016

Boletín # 449

· La población de la Ciudad de México es la más tolerante del país y pionera en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo


En la medida que la sociedad cambie de mentalidad, deseche estigmas y esté debidamente informada, en México se avanzará en la aceptación de la diversidad sexual, el reconocimiento y respeto de los derechos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, transgéneros e intersexuales (LGBTTTI) y el combate a la homofobia, discriminación y homicidios de odio.

Así lo expusieron en conferencia de prensa la diputada Rebeca Peralta León, vicepresidenta de la Comisión de la Diversidad de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), y Jacqueline L´Hoist Tapia, Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (COPRED) de la Ciudad de México.

Sin duda, la elaboración de leyes progresistas y actualización de las vigentes son importantes para lograr el reconocimiento y respeto de los derechos humanos y sociales de las personas con preferencias sexuales diferentes, pero éstas no serán suficientes sin un cambio de mentalidad en la población.

Al hablar sobre los avances y retos de los derechos humanos de las personas LGBTTTI en la Ciudad de México, respaldaron la postura de que el decreto que firmó el presidente Enrique Peña Nieto para que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea una realidad en el país, no es un logro de él, sino de las organizaciones que desde 1990 iniciaron una lucha por su reconocimiento y respeto.

En la Ciudad de México, pionera del reconocimiento legal del matrimonio igualitario desde 2010 con cuatro mil 37 registrados, pese a haber el mayor grado de tolerancia nacional hacia la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, transgéneros e intersexuales, aún prevalecen actitudes de rechazo y discriminación a causa, más que nada, de desinformación y falsas creencias.

Que el Presidente de la República haya anunciado la realización de una campaña contra la homofobia, la reforma constitucional para reconocer el matrimonio como un derecho libre de discriminación en acatamiento de resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCVJN), y la iniciativa de reforma del Código Civil Federal para reconocer el matrimonio igualitario, es importante, dijo la diputada Peralta León, porque marca la pauta sobre el reconocimiento de los derechos humanos de las personas LGBTTTI.

Otro gran logro, pero exclusivo de la Ciudad de México, es el reconocimiento legal de la identidad de género para las personas trans, que permite el cambio de acta de nacimiento en la ciudad. Dicha reforma entró en vigor el año pasado y sustituye la anterior reforma que permitía ese trámite tras un peritaje siquiátrico y judicial. A la fecha se han registrado 200 cambios administrativos.

No obstante, la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) indicó que aún faltan por conquistar otros derechos, como el de la salud. Es necesario incluir en las leyes de la Ciudad de México el derecho al libre desarrollo de la persona, que dé acceso a la población trans a intervenciones quirúrgicas y tratamientos hormonales. Actualmente sólo existen dos clínicas y hay muchas carencias para que ofrezcan atención especializada.

Jacqueline L´Hoist Tapia, Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (COPRED) de la Ciudad de México, al hablar sobre el necesario cambio de mentalidad, informó que en 2013 realizaron una encuesta en la que 7 de cada 10 personas manifestaron tener disposición para cambiar su forma de pensar y actuar en cuanto a la población LGBTTTI.

Esto, afirmó, constituye gran avance, ya que existe desinformación sobre por qué hay personas con preferencias sexuales diferentes, el derecho constitucional que tienen de que se reconozcan y respeten sus derechos sociales y humanos, y los tabúes que se han creado en torno de ellas.

En representación del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, Teresa Molina expuso en la conferencia de prensa que se está poniendo énfasis en cuanto al respeto de los derechos humanos de los internos que tienen preferencias sexuales diferentes, dando cursos de capacitación al personal para evitar la discriminación.