Viernes 21 de Febrero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

LICENCIAS DE CONDUCIR INCLUIRÁN LEYENDA “DONADOR VOLUNTARIO DE ÓRGANOS”, APRUEBAN COMISIONES



09 de Diciembre de 2010

Boletín # 1046

• Piden medidas para evitar que conductores del Metro manejen ebrios
Comisiones unidas de Salud y Asistencia Social y de Transporte y Vialidad aprobaron incluir en la licencia de conducir la anotación de que el conductor es donador voluntario de órganos o tejidos. Para ello, se reforma la Ley de Transporte y Vialidad del Distrito Federal.

El dictamen de la iniciativa promovida por la diputada Mariana Gómez del Campo señala que la Secretaría de Transporte y Vialidad deberá instrumentar un programa que fomente la cultura de donación de órganos y tejidos en la expedición o renovación de la licencia de conductores de vehículos de transporte público, privado, mercantil o particular.

Para ello, se diseñarán mecanismos para incluir una anotación que exprese la voluntad del titular de la licencia de conducir respecto a la donación de sus órganos o tejidos.

El consentimiento deberá asentarse por escrito, estar firmado por el conductor en formato elaborado por la Secretaría de Salud del Gobierno del Distrito Federal e informarlo al Centro de Trasplantes de dicha dependencia para los efectos que señala la Ley de Salud del Distrito Federal.

En el caso de las licencias permanentes, los conductores que ya cuenten con ellas podrán manifestar su voluntad de ser donares de órganos y tejidos; para tal efecto, la secretaría dispondrá de las medidas para el cambio de formato, sin que implique la pérdida de los derechos adquiridos de la licencia permanente.
Las comisiones dictaminadoras consideran que la donación y trasplante de órganos permiten dar una nueva oportunidad de vida a personas que de otra manera tienen pocas posibilidades de sobrevivir; sin embargo, para que esto sea posible, resulta indispensable fomentar una cultura de donación de órganos, además de los requerimientos técnicos y médicos necesarios.
Según datos del sector salud, cada año muere un promedio de 380 mil personas que podrían ser candidatas para ser donantes; en contraste, existen sólo siete donadores por cada millón de habitantes, ante una necesidad real de 40 donantes en promedio por cada millón de personas.
El objetivo es impulsar la cultura de donaciones en México, ya que el Centro Nacional de Transplantes, como organismo público federal encargado de llevar el registro de donadores y posibles receptores, en 2006 contaba con una base de datos de 28 mil 307 pacientes en lista de espera de un donador, cubriendo sólo 50 por ciento de la expectativa.

A nivel nacional, en 2004 había registrados en el Programa Nacional de Trasplantes 22 entidades federativas con 175 establecimientos, de los cuales, en 100 se realizan trasplantes, principalmente de riñones y en 75 de tejidos de cornea.

Los trasplantes de corazón, hígado, pulmón, páncreas y medula ósea se realizan en instituciones de seguridad social como el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado.
Piden medidas para evitar que conductores del Metro manejen ebrios
Las comisiones aprobaron también exhortar al director general del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Francisco Bojórquez Hernández, para que refuercen las medidas de control para que los operadores no manejen en estado de ebriedad o bajo los efectos de sustancias psicotrópicas al inicio y durante sus turnos de trabajo, en especial en las estaciones de origen y destino.
Además, deberá informar en un plazo no mayor de 20 días hábiles sobre las acciones adoptadas para cumplir esta petición, con el fin de programar una reunión de trabajo respecto de las medidas de seguridad que se llevan a cabo para proteger a los usuarios de ese medio de transporte, donde participen representantes de esta soberanía.
Lo anterior para evitar que se repitan eventos como el ocurrido el pasado 26 de septiembre, cuando Francisco de la Cruz Mijangos condujo un tren de la Línea 8 del Metro ingiriendo bebidas alcohólicas y abrió las puertas de ingreso y salida del lado contrario al anden. Afortunadamente, no causó lesiones o daños a la integridad de las personas que se encontraban dentro del convoy. El trabajador fue cesado.
Sin embargo, este no es un hecho aislado, ya que en febrero pasado un operador de la línea 7 no pasó la prueba aleatoria del alcoholímetro minutos antes de iniciar su jornada laboral a las 12:00 horas. El conductor fue suspendido seis días sin sueldo y forma parte de uno de los cinco trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro que han sido detectados por consumir alcohol al llegar a sus jornadas laborales, o dentro de las instalaciones. En 2009, en esa misma línea, otro trabajador no pasó la prueba del alcoholímetro y un técnico fue sorprendido mientras bebía en los talleres de Ticomán.

--o0o--