Domingo 23 de Febrero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

NO ABANDONAR LA VIGENCIA DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA, PIDEN DIPUTADOS DURANTE CONMEMORACIÓN DEL CENTENARIO



19 de Noviembre de 2010

Boletín # 1004

Al conmemorar el Centenario del Inicio de la Revolución Mexicana, legisladores de todos los grupos parlamentarios de la Asamblea Legislativa coincidieron en que no se debe abandonar la vigencia de los preceptos del movimiento social de 1910 y seguir buscando el bienestar de los ciudadanos.

En sesión solemne, la representante del Partido Nueva Alianza, Axel Vázquez Burguete, aseguró que siguen vigentes las demandas y anhelos por un país más educado donde rijan los principios de equidad, justicia y desarrollo social. Recordó que las verdaderas luchas se realizan en el campo, en las calles, los hogares; es decir, donde el progreso y la prosperidad aún no llegan.

Pidió no seguir siendo testigos de festejos que quedarán marcados por el derroche y convocó a celebrar nuestra soberanía y erradicar la pobreza, superar la desigualdald social, restablecer el estado de derecho y educar a la sociedad. Resaltó que en 1910, el 85 por ciento de la tierra estaba en manos del uno por ciento de la población y que 100 años después, 10 por ciento detenta 42 por ciento del ingreso nacional. De tal manera que invitó a formar una nueva revolución que derribe vicios, prosiga avances tangibles y vea hacia adelante.

El diputado del Partido Verde Ecologista de México, Raúl Nava Vega, pidió reivindicar la vigencia de la Revolución Mexicana. A los actores políticos los conminó a rechazar cualquier modificación que atente contra las conquistas y derechos humanos y constitucionales, y que siga siendo prioritaria la lucha contra la pobreza, injusticia y desigualdad en la que viven millones de mexicanos.

Dijo que quienes hace 10 décadas se lanzaron a la lucha, ansiaban muchas cosas de las que hoy gozamos de manera incipiente, entre ellas el derecho a la salud, a la educación, el reparto agrario convertido en rehén de intereses ajenos o el raquítico salario mínimo. Por ello, llamó a consolidar y ampliar las conquistas históricas.

La diputada Ana Estela Aguirre y Juárez, del Partido del Trabajo, afirmó que estos son tiempos de maquillaje, de escenario de las conmemoraciones históricas, donde el dinero de los recursos públicos se distrae en óperas bufas, en remedos de falso oropel. Mencionó que la cifra negra de la Revolución es que se duplicó la cifra de niños con hambre en México, pero no se sabe dónde está su cifra blanca. Agregó que un hombre escribió los Sentimientos de la Nación, pero nadie lo hace ahora ante el derroche.

Al señalar que no se puede ocultar la realidad del país marcada por “ríos de sangre, el ataque desmedido contra las mujeres y los hombres trabajadores y la fascinación belicista, convertido en objeto de culto”, dijo que ante la revolución victoriosa de los tecnócratas hay una Revolución interrumpida, traicionada, porque centenares de miles de mexicanos son expulsados del país; las riquezas esenciales de México están en manos de extranjeros, el país es trastocado y los gobiernos compiten entre sí para ver quién se lleva los galardones por ser el que oculte mejor el desastre. Dijo que es hora de refrendar la gesta, de abrir brecha y retirar velos, porque han cambiado los nombres pero no las condiciones.

Tras hacer un recorrido histórico de esta gesta, el diputado del Partido Revolucionario Institucional, Octavio West Silva, dijo que a diferencia de lo ocurrido en otros lugares, el revolucionario mexicano fue legislando, creando una infraestructura, institucionalizando los avances de la Revolución. Señaló que ese movimiento social fue un largo proceso de lucha, renovación y conformación de un nuevo pacto social que se encuentra impreso en la Constitución del 1917. El legado de la Revolución es la democracia con justicia social.

El diputado entregó un documento en el que consta que en 1824 el presidente Guadalupe Victoria publicó la designación de la Ciudad de México, aprobado por el Congreso General Constituyente.

En nombre de Acción Nacional, la diputada Mariana Gómez del Campo aseguró que estamos lejos de que nuestra sociedad haya conquistado la justicia social. Aseguró que mientras parte de la población de esta ciudad viva en condiciones miserables, “semejantes a las de países subdesarrollados”, mientras familias enteras tengan que invadir áreas de reserva ecológica por no contar con un techo o padecer la falta de servicios básicos, no podemos hablar de justicia social.

Agregó que su grupo parlamentario está abierto al diálogo con todas las fuerzas políticas de la ciudad, aunque aclaró que no dejarán de ser críticos porque creen en la democracia, luchan por la democracia y seguirán siendo demócratas. Se comprometió a seguir honrando la memoria de los mexicanos que perdieron la vida por superar el autoritarismo, la opresión y la desigualdad y “empeñamos hoy la palabra de seguir trabajando por esta ciudad y sus futuras generaciones”.

La diputada del partido de la Revolución Democrática, Aleida Alavez Ruiz, afirmó que nuestras luchas independentistas y revolucionarias no han concluido “y estamos en el cierre de ese ciclo”. Agregó que nos encontramos ante la disyuntiva de repetir la historia y dejar a medias el triunfo de las causas populares o convertirlas en una alternativa real para México, que nos permita de una vez por todas enfrentar a nuestros verdaderos enemigos: la pobreza e injusticia. Por ello, convocó a construir una patria sin distingo para todas y todos.

Agregó que el movimiento de 1910, además de cambiar hábitos, formas y concepciones, dejó la máxima de que nunca más el pueblo de México permitirá una tiranía, la imposición unipersonal o los intentos por repetir un gobierno de elites. “La conmemoración de nuestra Revolución tiene sentido si la recuperamos como un hecho actual, como parte de nuestros principios de acción”, concluyó.

--o0o--