Viernes 17 de Enero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

Pide ALDF atender abuso sexual de jóvenes por consumo de drogas

Pide ALDF atender abuso sexual de jóvenes por consumo de drogas

21 de Marzo de 2017

• En un punto de acuerdo, la diputada Elizabeth Mateos Hernández solicitó emprender acciones preventivas y de tratamiento oportuno que eviten el consumo de drogasen este grupo vulnerable


Para evitar, prevenir y atender a las y los jóvenes que han sido víctimas de algún tipo de abuso sexual en un contexto de consumo de drogas, el Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) solicitó a los titulares de la Secretaría de Salud capitalina y del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones del Gobierno de la Ciudad de México (IAPA), reforzar la atención de esta problemática.

En un punto de acuerdo presentado por la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Elizabeth Mateos Hernández, presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Prioritarios y Vulnerables, se hace énfasis en la urgencia de evaluar la prevalencia de abuso sexual en estudiantes de secundaria y preparatoria, así como su relación con el consumo de drogas.

En tribuna, solicitó a estas instancias enviar un informe sobre las acciones tanto preventivas como de detección y tratamiento temprano para evitar el consumo de cualquier tipo de droga, misma que por sus efectos al consumirla, los deje expuestos y vulnerables a ser violentados en su sexualidad, ya sea dentro de la familia o por conocidos.

“El abuso sexual es una experiencia dolorosa que requiere de una diversidad de mecanismos para hacerle frente. Por ello es necesario que sus víctimas sean apoyadas en mayor medida para sobrevivir a la experiencia, pero sobre todo es urgente buscar caminos que detengan este tipo de violencia”.

Mateos Hernández refirió que este tipo de abuso tiene factores predictivos en el deterioro de la salud mental de las victimas durante su adolescencia y edad adulta, ya que presentan secuelas como baja autoestima, depresión, habilidades sociales inadecuadas, relaciones interpersonales problemáticas, una tendencia a la revictimización, agresión, ira y riesgo de involucrarse en la prostitución, entre otras.

Asimismo, señaló que se requiere dirigir esfuerzos a la investigación y la intervención, tanto en el caso de la mayor proclividad masculina a cometer conductas sexualmente victimizadoras se tengan o no antecedentes de abuso, como la relación de la tendencia de las mujeres a cometer agresiones de este tipo cuando ya han experimentado personalmente un abuso sexual.

La legisladora perredista dijo que en México no se cuenta con estudios específicos dirigidos a conocer la prevalencia e incidencia de este problema, puesto que prácticamente todos los datos provienen de estadísticas captadas por el sistema de salud, el de justicia y por organizaciones no gubernamentales, por lo que sólo se tiene una idea de la proporción mínima de los casos ocurridos.



La última de la que se tiene cuenta es la Encuesta Nacional de Uso de Drogas en la Comunidad Escolar, que fue llevada a cabo por la División de Investigaciones Epidemiológicas y Sociales del Instituto Mexicano de Psiquiatría (INP) y por la Dirección General de Educación Extraescolar de la Secretaría de Educación Pública (SEP), durante los meses de noviembre y diciembre de 1991.

“Se requieren estudios que determinen específicamente las asociaciones entre el consumo de drogas y el abuso sexual, considerando también posibles diferencias entre mujeres y varones jóvenes, que pocas veces se ha tomado en cuenta, y si han cometido abusos cuando están o no intoxicados, a fin de brindar tratamientos adecuados por consumo de drogas a cada paciente”, concluyó Elizabeth Mateos.

También denunció que existe una falta de atención a este fenómeno, pues los testimonios de menores abusados son descalificados o devaluados debido al desconocimiento de los niños sobre el nombre de sus órganos sexuales y el abuso de adultos para inferir en ellos.

De acuerdo con la OMS en su informe sobre de la situación mundial del Alcohol y Salud 2014, se registró un incremento por consumo de bebidas alcohólicas, y en particular en la Ciudad de México, las cifras revelan que el riesgo de consumirlas se eleva después de los 14 años de edad.

“Mientras que la Encuesta Nacional del Consumo de Drogas en Estudiantes 2014 reveló que la prevalencia total del consumo de alcohol en las y los estudiantes de secundaria y bachillerato es de 53.2 %, el 24.3% corresponde a hombres de secundaria y el 56.5 a los de bachillerado; en tanto, en mujeres en etapa escolar secundaria se reportó un 24% y un 52.1% de las que cursan bachillerato”, precisó.

Para argumentar su voto, la presidenta de la Comisión de Desarrollo Social, Mariana Moguel Robles (PRI), señaló que la prevención es sólo el primer paso para evitar que los jóvenes caigan en situaciones de consumo, dependencia o adicciones y es el paso fundamental para evitar el abuso sexual derivado del consumo de drogas.

De igual forma, expuso que es prudente realizar una mesa de trabajo interinstitucional con actores de todos los niveles de gobierno y autoridades federales y locales especializadas en control de adicciones para actuar de manera coordinada a fin de castigar e inhibir la incidencia de estos delitos y se atender a las víctimas.

“Hablar de adicciones implica situarse ante un fenómeno complejo social y familiar, es uno de los problemas sociales que preocupa la atención pública y requiere de sensibilidad y solidaridad para afrontarse” apuntó.

A este punto de acuerdo se suscribieron los diputados José Alfonso Suárez del Real y Ana Juana Ángeles Valencia, del Partido Morena; Antonio Xavier López Adame y Eva Eloísa Lescas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), así como los grupos parlamentarios del PRD y del Partido Revolucionario Institucional (PRI).