Martes 25 de Febrero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

PIDEN EN ALDF FINANCIAR LA PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES MENTALES Y ACABAR CON SEGREGACIÓN DE PACIENTES EN EL DF



11 de Agosto de 2010

Boletín # 772

La necesidad de financiar la prevención de las enfermedades mentales, combatir la estigmatización del paciente, así como generar condiciones de universalidad para que las personas con discapacidad psicosocial no tengan desventajas en la sociedad, son algunas de las propuestas presentadas para ser incorporadas en una iniciativa de ley de salud mental en la Asamblea Legislativa.
Durante el foro “Hacia una política de Salud Mental en el Distrito Federal” organizado por la Comisión de Salud y Asistencia Social, se analizó que esta normatividad debe atacar la estigmatización de los pacientes en la sociedad, pero también en su familia.
Para el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Luis González Placencia, una ley de salud mental en la ciudad debe generar condiciones de universalidad para que las personas con discapacidad psicosocial no tengan desventajas en la sociedad.
Por ello, dijo, las políticas públicas tienen que apuntar hacia la atención respetuosa de sus derechos humanos y evitar la segregación. Señaló que las diferencias no deben ser una condición para la estigmatización o tratar de evitar los efectos de señalamientos, pero ante todo es necesario el reconocimiento de la enfermedad y avanzar en la obtención de resultados para tener una ciudad sin estrés.
En su intervención, la presidenta de Voz Pro Salud “Derecho a la Salud Mental”, Gabriela Cámara Cáceres, dijo que se necesita elaborar una ley de salud mental que incluya los medicamentos accesibles, establezca campañas de información, proteja el trabajo de los pacientes ni reciban acoso sexual, además de garantizarle seguro social.
Señaló que las personas con problemas de salud mental tienen serias dificultades para acceder a los servicios de salud y para dar seguimiento a un tratamiento; por ello, planteó la necesidad de financiar la prevención porque esto ayudaría a combatir la estigmatización.
Al señalar que el 7 por ciento de la población mexicana tiene depresión mayor, Cámara Cáceres abundó que 2 de cada 10 jóvenes tiene trastornos mentales y una de cada cuatro familias tiene un ser querido con esta enfermedad.
Expuso que el costo para atender la salud mental puede llegar a afectar hasta el 72 por ciento de los ingresos de las personas, porque implica gastos judiciales, sistemas carcelarios, consumo de drogas, consultas y medicamentos.
Con datos del INEGI y la OMS, señaló que los suicidios se han incrementado en los jóvenes de entre 12 y 18 años y 90 por ciento de ellos está relacionado con las enfermedades mentales.



--o0o--