Viernes 17 de Enero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

EL RETO DE MOVILIDAD EN LA CIUDAD ES LA SEGURIDAD: DIPUTADA FRANCIS PIRÍN CIGARRERO



18 de Marzo de 2016

Boletín # 324

· ALDF llevó a cabo Foro de Movilidad, en el que participaron académicos de la UNAM, UAM, organizaciones de la sociedad civil, así como los secretarios de Movilidad, Héctor Serrano, y de Seguridad Pública, Hiram Almeida, ambos del Distrito Federal


Los retos para una mayor seguridad en la movilidad son la identificación del problema, asignación de responsabilidades y monitoreo de resultados, coincidieron legisladores, académicos y funcionarios de gobierno local durante el Foro “Condiciones de Seguridad para la Movilidad”, organizado por la Comisión de Movilidad de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que preside la diputada Francis Pirín Cigarrero.

La seguridad debe ser un aspecto básico para efectuar desplazamientos cotidianos, “para nosotros como legisladores resulta fundamental analizar aspectos diversos de vinculación entre seguridad y movilidad, sabemos que es una relación compleja, pero este foro nos ayudará a intercambiar ideas, escuchar opiniones y análisis”, subrayó la diputada Francis Pirín.

El reto es generar una convivencia armónica entre quienes se trasladan de formas diversas a la ciudad, “para solucionar los problema de movilidad debemos contar con más y mejores opciones de transporte público de alta capacidad”

La legisladora del Partido de la Revolución Democrática puntualizó que se evaluarán acciones para que quienes viajan al Distrito Federal convivan de manera armónica, en condiciones de seguridad pública y vial, “para que sus derechos coexistan; debemos discutir si los derechos de unos no afectan a otros”.

Con los análisis y propuestas de las cuatro mesas en las que abordaremos temas como: Seguridad de los desplazamientos: compartiendo el espacio público; Seguridad pública y movilidad: retos legislativos; Movilidad y derechos humanos en la Ciudad de México y Movilidad y medio ambiente, “tendremos elementos normativos y legales que mejoren condiciones de seguridad para la movilidad”, refirió.

En su oportunidad, Luis Chías Becerril, maestro en Geografía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que cifras oficiales indican que en México ocurren 500 mil muertes por accidentes automovilísticos al año, sin embargo, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) indica que son cerca de dos millones, aunque al no tener cobertura total en la flota vehicular, suponen que pueden ser cuatro millones.

En el 2014, el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), dio a conocer que al año se generan 16 mil muertes en el lugar del accidente, más las que ocurren en el trayecto al hospital, “podremos estar hablando de 20 mil”, señaló.

El académico mencionó que en el Distrito Federal existen 170 mil intersecciones y sólo en el 4 por ciento hay accidentes, la mayoría son ejes viales. “Mientras en países con altos ingresos los impactados son los conductores, en México los afectados son los peatones, ciclistas y motociclistas”. Desde 2004 la Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó a los accidentes de tránsito como una pandemia.

Con datos precisos se puede dar paso a la creación de un Sistema para la Gestión de la Seguridad Vial y hacer políticas públicas en el tema. Abundó que los retos para aminorar los problemas de seguridad en los desplazamientos es la identificación de todos los actores involucrados en el problema, asignar responsabilidades de manera clara y monitorear resultados para evitar trabajos desarticulados.

El secretario de Movilidad del Distrito Federal, Héctor Serrano Cortés, mencionó que para entrar en la dinámica de la transportación hay que cumplir las normas y respetar las condiciones del reglamento de tránsito.

“Cuando hablamos de movilidad no se pueden disociar los diferentes derechos que como ciudadanos y personas hemos obtenido, el derecho que se debe imponer es a la vida, nosotros arrancamos un proyecto sobre un eje de actuación, que es Visión Cero y habla sobre la nueva cultura de movilidad”, abundó.

Explicó que se trata de que en la ciudad existan cero accidentes, “la prioridad es preservar la vida y evitar accidentes que provocan lesiones y discapacidad”. Está conformado por ocho acciones básicas fácilmente atendibles y marcan una diferencia importante entre la vida y la muerte.

La velocidad en el kilometraje, 10 kilómetros más en la velocidad es la diferencia entre la vida y la muerte, este programa se centra en la posibilidad de evitar mortandad, invalidez y discapacidad, el objetivo central es tener una movilidad con seguridad.

Para evitar el congestionamiento derivado de la cantidad de vehículos que se incorpora anualmente a la circulación en la capital, “es teniendo un transporte público eficaz y eficiente que provoque en los ciudadanos un sentido de seguridad”.

En ese tenor, el subsecretario de Desarrollo de Movilidad, Alfredo Hernández Raigosa, indicó que a partir de la experiencia internacional, específicamente de Suecia, es que el gobierno de la Ciudad de México decidió implementar la Visión Cero Accidentes.

El objetivo es frenar la pérdida de vidas por hechos de tránsito; para ello se apoya en ocho conceptos básicos: conducir sobrio, respetar límites de velocidad, usar el cinturón de seguridad, usar la silla infantil en los automóviles, prohibir el empleo del celular cuando se maneja, fomentar el uso del casco entre los motociclistas, respetar el espacio para los peatones, así como suprimir la vuelta a la derecha continua, dijo.

Hernández Raigosa también habló de dos aspectos polémicos del nuevo reglamento de tránsito: la reducción de velocidad para circular en vías primarias y que se haya suprimido la vuelta continua a la derecha.

Respecto a la primera medida, indicó que circular a 10 kilómetros por hora menos, es la diferencia entre la vida y la muerte, así como de la invalidez o la discapacidad, pues se tiene más oportunidad de maniobra cuando se circula a 50 kilómetros por hora, que a 60.

En cuanto a la supresión de la vuelta continua a la derecha, señaló que la mayor incidencia de atropellamientos se da por esta circunstancia, pues se restringe el campo de visión para el automovilista.

En tanto, Miriam Téllez, directora general del Centro para el Fomento de la Educación y la Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México A. C. (CENFES) resaltó la necesidad de profesionalizar a los choferes del transporte de pasajeros, además de dotarlos de apoyos para la sustitución de sus unidades de garantizar su certeza jurídica y su seguridad social. Recalcó que el transporte público moviliza al 70 por ciento de la población, por lo que “necesitamos que sea de calidad”.

Hiram Almeida Estrada, secretario de Seguridad Pública, señaló que dentro de los valores de la seguridad están la vida, la integridad física y la corporal, por lo que se deben atender las necesidades en materia de movilidad y tránsito”.

Dijo que en el gobierno de la ciudad de México se realizan acciones en dos órdenes y niveles: en el tema preventivo y reactivo, “en los casos donde no se atiende la medida ya establecida para regular la norma social de habitabilidad, por ejemplo, en el gran debate del reglamento de tránsito, estamos transitando hacia un modelo de composición social para llevar una mejor relación entre todos los factores de movilidad”.

En ese sentido, puntualizó algunas de las acciones que ha implementado la dependencia a su cargo, a fin de salvaguardar la vida y derechos de las personas como los operativos temis; pasajero seguro; seguridad en ciclovías y contra arrancones.

Aseguró que a fin de salvaguardar los derechos sexuales de las mujeres en la capital, el operativo tenis consiste en que en los horarios saturados de traslado se dividen los vagones del metro, “esa medida es preventiva para cuidar las libertades sexuales del ser humanos”.

Para las ciclovías nos aseguramos que estén liberadas para su correcto funcionamiento, explicó.