Sábado 22 de Febrero de 2020

Transmisión en vivo
Play

Sin transmisión

Agenda del día
Sin Actividades Legislativas

TEMA
DEL DÍA

AL INSTANTE

Noticias

Principal / 

Sin dinero no se pueden financiar más proyectos en ciencia y tecnología: René Drucker



28 de Octubre de 2016

Boletín # 090

· El titular de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación se reunió con diputados de la ALDF

· “Si nos otorgaran 430 millones para 2017 podríamos hacer mucho más"


“Lamentablemente, la ciencia no es algo prioritario en la Ciudad de México”, así lo expresó el titular de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación, René Drucker Colín, ante legisladores de la respectiva comisión de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

El presupuesto que se le otorga a la secretaría es muy bajo. “Aunque se presenten buenos proyectos, si no hay dinero, no se les puede apoyar con recursos. Muchos proyectos se quedaron fuera porque no tenemos la capacidad de financiarlos”, apuntó.

Lo anterior en relación a los cerca de 450 proyectos recibidos en 2016 orientados a resolver problemáticas de la ciudad, de los cuales un comité (integrado por 9 expertos en diferentes disciplinas) aprobó 28 de estas propuestas, a las que en conjunto se les apoya con 141 millones de pesos.

A pregunta expresa del diputado del PAN, Miguel Ángel Abadía Pardo, sobre el presupuesto que requerirá la dependencia para el ejercicio fiscal 2017, René Drucker resaltó que “si nos otorgaran 430 millones, podríamos hacer mucho más; de todas maneras es una cantidad muy baja si se compara con el presupuesto que se le asigna a Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), de 38 mil millones. No es que no haya dinero, creo que a veces está mal empleado”.

El secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación destacó los proyectos concluidos, en los que se tiene una planta metalúrgica extractiva, una planta deshidratadora solar de alimentos, frutas y verduras; una máquina recicladora de llantas de bajo costo y consumo energético; otra máquina para reciclar unicel.

Resaltó que se impulsó el diseño de una prótesis (mano robótica) que se encuentra en la tercera fase de pruebas en el Instituto Nacional de Rehabilitación; también, se llevó a cabo un proyecto sobre cómo el exceso de topes impactan en la calidad del aire de la Ciudad de México, con el que se detectaron 30 mil topes para su retiro y ya se han cancelado entre 700 y 800.

Se impulsó la agricultura familiar a menor escala en Xochimilco, se apoyó un proyecto de sensor de agua sustentable, una planta de tratamiento de afluentes. A través de otro proyecto para recuperar agua en negocios donde se lavan automóviles, en seguimiento a una iniciativa avalada por la Asamblea Legislativa, se recuperó hasta el 92 por ciento del líquido para reutilización.

También se trabajó en una planta para el procesamiento del nopal en una atmósfera modificada, en captadores de aguas pluviales en escuelas, un molino de nixtamal sustentable, bioinsecticidas con hongos entomopatógenos; la publicación del libro “La Ciudad de México en el siglo XXI, retos y realidades” en el que participaron 63 académicos; y en una planta piloto para elaboración de cerveza.

Asimismo, destacó el segundo aniversario de la puesta en marcha del Museo Móvil de Ciencia y Tecnología, y anunció un prototipo para tratar de usar transporte elevado en zonas altas de la ciudad.

Respecto de los proyectos vigentes en los que trabaja la secretaría, Drucker Colín dijo que impulsarán un biodigestor en Milpa Alta, que consiste en una planta para comercializar nopal y verduras. Se continuará con la evaluación de la calidad del aire así como de la materia orgánica.

Extenderán los trabajos orientados a la rehabilitación de canales en Xochimilco, y un diagnóstico del agua del Río Santiago que forma parte de un proyecto en la zona chinampera.

En el rubro de salud, se apoya a la investigación de un Sistema de Evaluación Fetal, un proyecto de vacunas recombinantes, el desarrollo del contraceptivo (anticonceptivo) masculino, un laboratorio nacional de Canalopatías que atiende patologías de enfermedades como arritmias, un polifármaco para el tratamiento de diabetes en fase 3, y la investigación del riesgo de recaída en pacientes con depresión.

Drucker Colín destacó que se desarrolla un centro de investigación sobre el envejecimiento poblacional, que pretende conformarse por dos departamentos, uno, el de biología de las células y otro enfocado a definir políticas públicas específicas.

También indicó que el edificio que albergará a este centro de investigación se construirá en Santa Fe, ya cuenta con una proyección académica y arquitectónica, y se tiene suficiente dinero para su construcción (que se prevé inicie en febrero del próximo año) y equipamiento hasta en un 80 por ciento. El presupuesto para este centro, subrayó, no tendrá un costo extra.

A fin de reducir la competencia desleal entre misceláneas y tiendas de conveniencia, se apoyaron proyectos como “Tecnotienda”, para que negocios familiares puedan ofrecer compra de tiempo aire y pago con tarjeta, en beneficio de 3 mil 700 establecimientos. En este sentido, también se impulsaron las “Tecnofarmacias”, en respaldo a mil 900 farmacias independientes de las grandes cadenas trasnacionales.

Se trabajó en innovación y desarrollo tecnológico en el fortalecimiento de los derechos humanos, apoyaron a generar políticas urbanas para disminuir la contaminación auditiva en el metro; actualmente, se desarrolla un automóvil eléctrico hecho por mexicanos, y se impulsa el programa “La Ciencia Chida”: mensajes lúdicos para acercar a la población a la ciencia.



Participación de diputados

En la ronda de preguntas, las y los diputados coincidieron que la secretaría ha realizado un buen trabajo. Reconocieron el compromiso de la dependencia para desarrollar y emprender acciones contundentes que impulsan la innovación y el progreso económico de la Ciudad de México, y su responsabilidad para promover y acercar a la población (sobre todo a la juventud) a la ciencia y la tecnología.

Al ofrecer su respaldo para que se destinen mayores recursos a la dependencia, el presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ALDF, Víctor Hugo Romo Guerra (PRD), recordó que ya existe una iniciativa para que se destine por ley el uno por ciento del presupuesto anual de la ciudad a este rubro.

“La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación ha demostrado con el planteamiento de proyectos que sigue haciendo su trabajo y preparándose para que la Ciudad de México supere los retos que se generan día a día. Desde su creación en 2013 ha enfrentado la ruptura de diversos paradigmas culturales, sociales e incluso políticos. No obstante, hemos observado la materialización de sus esfuerzos para consolidar la actividad científica y tecnológica a través de herramientas eficaces para resolver problemas de la ciudad”, reconoció Romo Guerra.

Por ello, debemos impulsar a esta dependencia, ya que sus resultados no sólo son palpables y evidentes, sino que han sido referente para que desde toda la estructura de gobierno.

La diputada Beatriz Olivares preguntó al funcionario sobre el tema del reciclaje en la ciudad. En respuesta, Drucker Colín acotó que esta dependencia no puede intervenir con las facultades de otras secretarías, “nosotros únicamente recibimos las propuestas”.

Participaron también Miguel Ángel Abadía Pardo, diputado del Partido Acción Nacional (PAN); Gabriela Berenice Oliva Martínez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y José Alfonso Suárez del Real y Flor Ivonne Morales Miranda, ambos del Partido Morena.

Al hacer uso de la palabra, Arturo Salazar, alumno de la escuela primaria Humberto Esparza Villareal, otorgó un reconocimiento a nombre de su plantel en agradecimiento a la promoción del Museo Móvil Interactivo. “La inquietud que ha dejado estos esfuerzos creará a los nuevos científicos que velarán por el bienestar de nuestro país y del mundo”, enfatizó.

Asistieron a la comparecencia los expertos Hegel Cortés Miranda, Miguel Ángel Pérez de la Mora y Javier González Garza, así como funcionarios de la secretaría. Cabe destacar que el protocolo fue modificado para adaptarse a un público integrado por niños, por lo que el formato de la reunión permitió su agilidad con un lenguaje claro y coloquial, comentó el diputado José Alfonso Suárez del Real.